Hipoterapia

Definición

La palabra hipoterapia proviene del griego antiguo hippos, que significa caballo y de therapeuteia, que significa cuidado o tratamiento. En consecuencia, la hipoterapia es la rehabilitación con la ayuda del caballo.

Originalmente la hipoterapia es una especialidad de la kinesioterapia en la cual se combinan los efectos terapéuticos del caballo con ejercicios kinésicos específicos según diagnóstico. Este tratamiento se caracteriza por los múltiples beneficios, que no son solamente físicos y biomecánicos, sino también psíquicos, mentales, sensoriales y sociales.

El objetivo del tratamiento no es únicamente mejorar o rehabilitar las funciones alteradas, sino también optimizar el desarrollo normal de las funciones corporales.
El kinesiólogo u otro profesional del área de la salud que quiera practicar hipoterapia, debe saber de equitación, conocer las características del caballo y capacitarse en el tratamiento según los diagnósticos. El paciente debe tener un diagnóstico adecuado y ser evaluado según sus posibilidades de rehabilitación y participación. El caballo debe ser seleccionado según su carácter, raza, constitución y edad; y además de ser un caballo de equitación y manso, debe estar entrenado especialmente para esta labor y ser física y psíquicamente apto para ella.

El tratamiento en hipoterapia se funda en la transmisión de calor del caballo, aproximadamente de 38° C, lo que permite relajar la musculatura y los ligamentos, estimular la sensopercepción táctil y aumentar el flujo sanguíneo hacia el sistema circulatorio, de manera que beneficia la función fisiológica de órganos internos. El movimiento es multidimensional, en dirección de arriba hacia abajo, desde adelante hacia atrás, hacia los lados y rotacional. El movimiento de desplazamiento del caballo es similar al deambulatorio (de la marcha) del ser humano.

La hipoterapia es el único tratamiento en que el paciente está expuesto a movimientos físicos similares a los de la marcha humana. Esto significa que no enfrenta el tratamiento pasivamente debido a que su centro de gravedad varía constantemente; por lo tanto, no puede hacer otra cosa que reaccionar frente a los estímulos del caminar rítmico del caballo, lo que le exige adaptarse. Esta reacción es sensorial (muscular, articular y laberíntica), por lo que mejora el tono muscular, la postura, el equilibrio y la coordinación.
La hipoterapia es un tratamiento sensorial para el aprendizaje motor que actúa a través de los sistemas propioceptivos que influyen en el aparato motor, tales como las fibras musculares (estímulos por elongación y acortamiento), la sensibilidad articular (por presión) y la sensibilidad laberíntica (posición de la cabeza). También causa efectos en sensores externos cutáneos como el tacto, el dolor, la temperatura, presión y sobre los sentidos de la vista, el oído y el olfato.

Implementos de la cancha

A continuación se enumera una serie de elementos e implementos que debe haber en un centro de hipoterapia.

Lugar para amarrar los caballos
Rampa de madera para subir los pacientes al caballo
Implementos para cambiar el movimiento de los pasos del caballo (crucetas, tambores, conos, montículos de arena o tierra sólida u otros elementos para pasar con el caballo sobre o alrededor de ellos.
Letreros
Arco
Cesto de básquetbol y otros implementos para jugar con la pelota

Implementos técnicos para el uso del paciente en la terapia

Cinturón , casco
Riendas de ejercicios o de colores
Riendas especiales


Equipo de trabajo
Médico tratante. Se encarga de diagnosticar e indicar el tratamiento y comprobar los resultados. 
Tratante (Kinesiólogo). Evalúa, programa, realiza y hace un seguimiento del paciente ingresado al tratamiento.
Voluntario. Ayuda a realizar las sesiones estimulando y afirmando los pacientes, velando por la seguridad y por el correcto desempeño de los ejercicios que se ejecutan.
Guiador del caballo.

Campos de aplicación

Áreas de la medicina en que se utiliza Hipoterapia

Rehabilitación de los niños luego de cirugía cardíacas
Enfermedades circulatorias, especialmente de la circulación periférica
Problemas digestivos, sobre todo constipación crónica
Fallas posturales generadas por debilidad muscular
Escoliosis en primer o segundo grado, cifosis o lordosis
Enfermedades de la columna vertebral como osteocondrosis o enfermedad de Scheuermann
Parálisis cerebral infantil
Accidentes vasculares. La hipoterapia permite mitigar sus secuelas mediante mejorías en la marcha, la postura, el equilibrio y el estado de ánimo.
Esclerosis múltiple. El tratamiento en el caballo consiste en mejorar las secuelas de las inflamaciones cerebrales, como la espasticidad en las piernas o alteraciones sensitivas, y aumentar el bienestar del paciente en el área psíquica.
Epilepsia. Sus secuelas consisten frecuentemente en un retraso psicomotor general, incluyendo el lenguaje, para el cual el caballo proporciona un efecto estimulador en el desarrollo del niño.
Inmadurez neurológica: Los síntomas aparecen durante el desarrollo del niño o del adolescente. La hipoterapia mejora deficiencias en alteraciones de la psicomotricidad, en la dismetría de movimientos.
Enfermedades musculares. Especialmente en distrofias cuyos síntomas se observan no sólo en la disminución de la fuerza muscular, sino también en la circulación sanguínea, respiración, sistema sensorial y psicológico.
Alteraciones en la autoimagen o imagen corporal, como secuelas a traumatismos
Déficit Intelectual Moderado
Retrasos en el desarrollo psicomotor
Déficit atencional con y sin hiperactividad. La terapia se basa fundamentalmente en la motivación que sienten por el caballo, ya sea por su carácter o por su físico. Este factor, en conjunto con las exigencias de los ejercicios específicos, resulta en una mejoría de la capacidad de atención, concentración y disposición de rendimiento.
Trastornos del aprendizaje
Trastornos de la conducta tanto impulsiva como agresiva. El trato con el caballo brinda al niño la satisfacción de las necesidades básicas de contacto corporal, calor, cercanía social y protección.
Niños que han sufrido violencia intrafamiliar o abandono. Estos niños encuentran en el caballo un amigo incondicional, digno de confianza, que lo protege y acoge. El caballo otorga un refuerzo emocional que facilita la adaptación a la vida familiar, escolar y social.
Trastornos generalizados del desarrollo como:

Autismo
Síndrome de Asperguer
Algunos trastornos generalizados no específicos
Disfasia
Síndrome de Rett
Los objetivos generales de la terapia consisten en romper el aislamiento personal, estimular el lenguaje y despertar el interés del paciente hacia el entorno que lo rodea, en conjunto con mejorar la motricidad y equilibrar el estado de ánimo.

Afecciones causadas por trastornos genéticos

Síndrome de Down. Aquí el objetivo es motivar al paciente mediante la relación de confianza y amistad con el caballo. A través de este vínculo se estimula el desarrollo motor, cognitivo, psicológico, sensorial y social.

La hipoterapia está contraindicada en los siguientes casos:

Alergias al pelo de caballo
Enfermedades inflamatorias de órganos internos, como cistitis o nefritis.
Esclerosis coronaria con angina pectoris
Hemofilia
Osteoporosis
Enfermedad de la columna vertebral en estado agudo debido al proceso inflamatorio que la afecta.
Protrución del disco vertebral
Luxación de cadera
Artritis reumatoide en fase aguda
Endoprótesis de cadera o rodilla
Epilepsia cuando no es controlada
Lesiones medulares completas
Retraso mental severo
Agresividad desmedida
Trastornos de personalidad antisocial y trastornos psiquiátricos descompensados.

Efectos de la Hipoterapia

En la hipoterapia, el caballo es el instrumento activo del tratamiento del paciente.
Fundamentalmente se destacan tres aspectos:
1.- El movimiento del caballo en su desplazamiento produce una estimulación motora en el paciente en base a una acción neurofisiológica.
2.- Las características corporales del caballo, como tamaño, potencia, fuerza y calor inducen un aprendizaje sensorial.
3.- El carácter y comportamiento del caballo ayudan al desarrollo psicológico y social del paciente.

Efectos posturales

Firmeza del cuello y control de la cabeza
Estabilidad postural en la intranquilidad motora.
Efectos sobre la marcha

Corrección en los movimientos del tronco
Mejoría del equilibrio
Posibilidad de entrenar el tronco del paciente para la marcha
Mejora la coordinación de los movimientos.

Efectos musculares
Disminución de la espasticidad continua
Fortalecimientos general de la musculatura

Efectos sensoriales

Aumento en la capacidad de percibir estímulos
Mejoría de la motricidad fina y gruesa
Estimulación laberíntica: equilibrio, posición de la cabeza, orientación espacial
Enseñanza de la localización de las partes del cuerpo
Inhibición de patrones y movimientos anormales
Disminución de la actividad refleja patológica
Distinción de los diferentes movimientos
Mejoría de los conceptos de distancia y puntos de referencia
Reconocimiento de cambios de dirección e irregularidades del suelo

Efectos mentales cognitivos

Mejoría de la capacidad de atención y concentración
Aumento de la capacidad de aprendizaje y comprensión

Efectos psíquicos
Aumento de experiencias y de vivencias
Cambio en la rutina de la vida diaria
Independencia para desplazarse, creando un sentimiento de libertad
Mejoría del estado de ánimo
Creación de sentimientos de valor y superación
Estímulo emocional intenso
Cambio en la autoimagen
Disminución del miedo debido a la relajación
Creación de la lazos afectivos del paciente con el caballo y las personas tratantes
Estímulo positivo frente al cansancio de otros tratamientos

Efectos conductuales

Reforzamiento de una conducta positiva en general
Mejoría de la perseverancia y el autocontrol

Efectos sociales

Interrupción de su aislamiento
Sentimiento de igualdad de oportunidades en actividades de recreación, deporte o convivencia
Convivencia con otras personas que tienen su misma condición e interrelación con sus terapeutas
Mejoría de la capacidad de adaptación a distintas situaciones, condiciones y personas en general
Cambios en los padres de la imagen de su hijo con discapacidad

Galería Hipoterapia

90

Escuela Especial "Santa Luisa", Hoevel 5484, Quinta Normal, Fono: 227254336, escuela.santaluisa@gmail.com

Desarrollado por www.e-grafica.cl